¡Oh política!

0
22

Eres fuerza perdida en el desierto

cual tropa subiendo al firmamento,

eres fuerza vana y egoísta 

política que sólo acatas el momento.

Al elegir tus pulpos vagabundos 

te disfrazas de oro y esmeralda 

de pétalos de rosa.

Y al momento de la entrega sacas

tus espinas

y espantas al mísero inocente,

que encandilado,

con el brillo de tus frases 

llegó a la urna, y …

no vaciló en creerte.

Su esperanza la deshaces en segundos,

el puñal de la traición,

colocas sarcásticamente 

y al llegar la elección,

de nuevo imploras 

que su voto te den para empinarte.

Por esto desde mi curul le pido

a Dios que desde el cielo mira

no volverme política farsante 

que arremete contra el justo

y en su son al pueblo acaba.

Ruego a Dios benevolencia y fuerza

para darle al pueblo su terruño

y entregarle el pan, que arrebató 

el traidor

prometiendo educación, pavimentos

y salud

de lo que ni siquiera,

una molécula aportó.