Poema a la madre

0
18
  1. Poema a la madre 2:43

Eres triángulo y a la vez un trino

dentro de tu vientre formaste 

el mundo que a mi me corresponde.

¿Eres buena o eres mala?

No lo sé, sólo vengo a decirte

madre del alma, que hoy mi vida 

se llena de esperanzas.

Que tu fruto soy de flor y espinas

y a mi cuerpo llegó la materia 

de mi padre aquí en la tierra. 

Tantas veces te he visto llorar 

por mis problemas.

y tu dulce aliento encontré en mis penas.

De tus caricias y regaños

encuentro siempre un dulce tema 

y al caer siento tu mano cariñosa 

levantar mi ánimo 

así sea con tu mirada acusadora

pero llena de amor y dulce encanto.

Formaste un mundo simbiótico

y en ese ritual trajiste alegrías 

y tristezas a mi ser, llenándolo 

de aroma y gratitud al saberte eterna.

Cómo te amo MADRE MIA 

Cómo te amo y te he de decirlo cada día.

Porque aun con tu materia desvanecida 

sigo tus pasos y alimento al mundo.

Soy padre de tu trino.

Soy TU ¡Oh! Madre mía,

Soy ese hombre que en ti abonó

la tierra mía.

y soy YO que sin los dos, no existiría.

No se puede pensar en madres muertas

si yo vivo, mi mi madre sigue viva

y si muero, ella queda protegida.

Eres madre, el rocío que alimenta mis mañanas.

Ese manto que me cubre cada noche.

Eres alimento y eres fuerza jadeante

que como suave brisa me acaricia

y para defenderme, como violento huracán te tornas. 

Fuente: Cantos y poemas - Regina Liska Betancur.
Imagen: Edgar Reascos.