Mis profecías 2010

Bogotá D.C., 1 de enero de 2010

0
51

Cada año viene como un bebé, para crecer y hacer crecer a la humanidad, pero lleva en su vientre otro hijo que dejará para algunos, ya que otros morirán y si nos premian con la herencia del 2010, debemos estar muy preparados para saberlo criar o levantar. 

Este año viene un poco enfermo y hará que todos los tumores que tiene nuestra madre, salgan y muestren su belleza, pero dolorosamente dejando muchas personas enfermas, muertas o desprotegidas.  

Los mares se apoderan del lugar que había sido usurpado por los seres humanos y dejando que ésos que pertenecen a los riñones de la tierra, se asfixien por falta de espacio.

El cielo se volverá negro y los marineros y pescadores mirarán aterrados buscando la forma de salvarse, pero todo será en vano, nadie puede hacer nada, sus cuerpos reposarán en las aguas del mar dejando dolor y malestar en sus seres queridos y miedo en los gobiernos. 

Las enfermedades mentales se multiplicarán por falta de buen alimento. Las cloacas aumentarán y con ellas las enfermedades. 

Algunos niños mostrarán una gran inteligencia, la que será utilizada en algunas ocasiones para hacer daño al mundo. 

Una nueva pandemia se acerca y los científicos sólo llevarán sus manos a la cabeza para ver cómo pueden derrotarla.

La justicia, cada día se politiza y se vuelve más injusta que nunca. 

El mar llevará consigo a científicos y gentes corrientes. 

Fuente: Mis profecías 2010 - Regina "11"
Imagen: pixabay_eliassch